Anciano se gasta la pensión en putas dominatrix

Cada mes usa una parte de se paga en 2 escorts que cumplen sus fantasías

Con la jubilación mucha gente se aburre, pues este anciano se gasta la pensión en putas dominatrix que le atan para convertirle en su sumiso. Al viejo le ha costado encontrar dos escorts dominantes, guapas y tan guarras que hacen todo lo que él pide para ser sometido por ellas. Para dar con sus putitas perfectas han tenido que pasar unas cuantas, pero no se arrepiente, la experiencia es sabiduría. Le gusta que le aten y usen su polla para divertirse entre ellas. Le calientan mientras le soban contándole todo lo que les tiene que hacer en esta sesión de sexo BDSM. Son dos jovencitas de tetas grandes, una es rubia y la otra morena. Le encanta que se la chupen a dúo durante un largo rato. Luego se ofrecen para que las penetre a cuatro patas cambiando de una a otra. La confianza hace que ya les folle el culo sin problemas, el señor es un experto en el anal y desflorando ojetes. El anciano realmente sabe como gastarse la paga de su jubilación, es todo un experto y se las folla a ambas en varias posturas dando el callo en todo momento, es un as del sexo duro. Para terminar, se corre en la boca de la rubia, que comparte la mitad con su amiga y lo traga tras saborear el semen añejo.

, , , , , , , , , ,